Nadie sale, Bonifaz Nuño

Nadie sale. Parece que cuando llueve en México, lo único posible es encerrarse desajustadamente en guerra mínima, a pensar los ochenta minutos de la hora en que es hora de lágrimas. En que es el tiempo de ponerse, encenizado de colillas fúnebres, a velar con cerillos algún recuerdo ya cadáver; tiempo de aclimatarse al ejercicio … Continúa leyendo Nadie sale, Bonifaz Nuño

El triste en su jaula

aquí tienen al triste más triste el que hasta la angustia no ha encontrado rival corto de piernas y de pláticas pobre de sombras y bruces pasa por musgo en el asfalto si se le cruza un banco como hamaca se postra como Simeón Esilita para hacer unas cuantas desaparecidas al fino escape de la … Continúa leyendo El triste en su jaula