Tu muerte

deja que las horas pasen sin sentirlas

vuelve a remarcar tus lastimosos pasos

sin entregarte a los plazos forzosos

todos los días son arena

 

todos ellos son de muerte

 

podríamos haber deambulado en atentados

sobrevivido a guerras enteras

y en esos momentos de peligro inminente

hubiéramos resistido riendo entre escombros

 

todos ellos son de muerte

 

no te concentres en el tiempo

en putíferos granos de campos refugiados

en arrogantes segundos náufragos

o en instantes vanamente gloriosos

 

todos ellos son de muerte

 

no nos permitamos salvar el presente

vaciando voces rencorosas

porque decir lo que se siente

antes de que llegue

 

es siempre de muerte

 

no hay apuro

lo que importa es hacer valer esto

fabricar instantes como enfermos maduros

como locos acorazadamente rabiosos

 

todos somos de muerte

 

si vinieras conmigo verías

que en el camino de proa a popa

bailando sobre el mar y la tormenta

apenas y se sienten las horas

 

todas ellas son de muerte

 

ahí me contarías otra vez tu vida

antes de irte

porque nadie la sabe como tú

y nadie jamás te ha escuchado como yo

 

toda ella fue de muerte

 

veríamos nuestras irrevocables sombras

grabadas sobre la arena de un atlas

y escribiría el anticuario maniático:

“Los bravos del odio

del azar y de la nada”

 

“Ellos dos son de muerte”

 

tempus fugit y desperdiciado

ahora te veré ir arrastrado

y yo me soñaré diciéndote cosas

desde el letargo de un niño ilusionado

 

que también espera su muerte

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s