¿Luego qué?, de W. B. Yeats

Sus camaradas pensaron en la escuela

que llegaría a ser famoso.

Él pensó lo mismo y vivió bajo la regla,

todos sus veintes repletos de labor,

¿Luego qué?, cantó el fantasma de Platón, ¿luego qué?

 

Se leyó todo lo que él escribió.

Después de algunos años obtuvo

suficiente dinero para su haber

y amigos que en verdad fueron amigos,

¿Luego qué?, cantó el fantasma de Platón, ¿luego qué?

 

Todos sus más felices sueños se realizaron

–una casita, mujer, niña y varón,

huertos donde crecía la ciruela y la coliflor,

el respeto de poetas e intelectos–

¿Luego qué?, cantó el fantasma de Platón, ¿luego qué?

 

“La obra está terminada”, pensó cuando viejo.

“De acuerdo con mi plan pueril,

que los tontos rabien, yo nunca me desvié,

algo que se llevó a la perfección”.

Pero más alto cantó el fantasma, ¿luego qué?

 

Traducción de Iván Rodríguez, tomada de http://www.uach.mx/extension_y_difusion/synthesis/2011/06/13/william_butler_yeats.pdf

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s