Pítica X

¡somos seres de un mínimo momento!

el hombre es el cumplimiento de sus deseos

mas cuando llega el narco-divino regalo

de la acalorada Dulce

de la megalómana Ximena

o de la selénica Berenice

se posa sobre los hombres

-o cae sobre mí-

un luminoso furor de éxtasis

y una efímera y sensual existencia ingrata

de un solo momento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s